Misión

Este Comité nacional tiene -en el marco de la normativa nacional e internacional- como cometidos fundamentales:

  • El seguimiento de la aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño.
  • El seguimiento de la evolución de la situación de la infancia.
  • La promoción de los derechos de niños/as y adolescentes.

El seguimiento se realiza a través del trabajo en conjunto con distintas organizaciones sociales, no gubernamentales y personas en particular integrantes de la Sociedad Civil, que aportan a este Comité los informes correspondientes a la situación de los derechos de los niños en las distintas áreas: educación, salud, trabajo infantil, privación de libertad, situación de calle, maltrato y abuso, discapacidad, entre otras.

¿Qué, Cómo y Porqué?
La Alianza Internacional de Save the Children ha acordado desarrollar e implementar un conjunto común de políticas y principios programáticos en áreas estratégicas claves. Uno de los enfoques comunes lo constituye la Programación de los Derechos del Niño.

¿Qué es la Programación de los Derechos del Niño?
La Programación de los Derechos del Niño (PDN) es un enfoque que transforma la visión establecida en la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) en una estrategia concreta y específica para el desarrollo de la niñez.
La PDN emplea los principios de la CDN para planificar y manejar programas, cuyo objetivo global es mejorar la situación de los niños y construir sociedades que reconozcan y valoren los derechos de éstos.

Porqué / El valor agregado de la Programación de los Derechos del Niño.
La adopción del enfoque de derechos dentro del proceso de programación incrementa el valor del enfoque tradicional (enfoque de necesidades). El valor agregado del PDN incluye: El CDN ofrece un objetivo a largo plazo hacia el cual se dirige todo el trabajo y establece estándares para medir el progreso alcanzado.
El CDN identifica las responsabilidades que comprometen las acciones de los gobiernos, los donantes, el sector privado, la sociedad civil, las comunidades y los individuos; así como las maneras en que éstos pueden asumir su responsabilidad.
El CDN incorpora lo que se conoce como “buena práctica de desarrollo” (que reúne, como parte de un enfoque global, los conceptos de participación, igualdad, sostenibilidad, no-discriminación, erradicación de la pobreza y trabajo multisectorial, por ejemplo).
Esta es la visión de un modelo de sociedad en la cual todas las decisiones relativas a los niños se basan en un enfoque de no-discriminación y en aquello que se considera el interés superior del niño.